jueves, 17 de septiembre de 2009

no discriminación y autonomía de las confesiones

Esto no ha hecho más que empezar, aunque sea a miles de kilómetros. En la provincia canadiense de Ontario, los jueces tienen que decidir si se puede prohibir a la Iglesia católica excluir a un ministro homosexual o a un profesor no católico. Se aplica a las instituciones religiosas los parámetros de no-discriminación propios de las instituciones estatales y seculares. Hay que ver el cómo y a quién para precisar más sobre el asunto. Tema interesante, sobre el que hay disponible más información en español e inglés. Adivina adivinanza: ¿cómo el anticristo llegará a ser Papa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada