lunes, 23 de septiembre de 2013

burkini y carta de laicidad: europa y sus contrastes

Volvemos del verano para retomar las cosas ahí donde las dejamos. La semana pasada la prensa puso en titulares dos noticias que tienen que ver con los asuntos de los que habitualmente nos ocupamos aquí.

Los 15 puntos de la Carta de Laicidad no parece un nuevo aporte en el panorama previo. Se trata de una traducción pedagógica de lo que de suyo ya representaba la Escuela pública francesa (que para no pocos teóricos y prácticos encarna el "templo de la laicidad"). Quizá podríamos encontrar una contradicción interna en ella, consistente en prohibir, por un lado, cualquier proselitismo y presión que impida efectuar las propias elecciones y decisiones y, por otro, afirmar la apertura total de la escuela al debate científico y pedagógico (lo cual significa una apuesta ideológica) en el marco de la neutralidad (que se traduce en una limitación de la libertad de expresión política y religiosa de los docentes). De igual forma, en número 15 resulta particularmente interesante, al convertir a los propios discentes en apóstoles de la laicidad. De todas formas, será necesario esperar a las reacciones de la doctrina académica y de la sociedad civil francesas respecto de esta iniciativa.

Respecto del burkini en Alemania: no he podido leer la sentencia; a mi modo de ver la decisión del Tribunal administrativo de Leizpig intenta cohonestar intereses, es decir, aplicar el principio de adaptación (accommodation) de los principios religiosos de la niña y la función socializadora de la escuela en general y de una materia educativa en particular. El problema es que dicha adaptación se ha operado unilateralmente: es el poder público, según parece, quien estudia la cuestión y dictamina la solución pretendidamente intermedia. Problema: las personas afectadas parecen no aceptar esa solución. ¿Tan difícil resultaba eximir en este punto concreto? ¿Por una sola materia docente se echaba a perder todo el proyecto integrador de la escuela? La integración no se puede forzar, decía hace poco una pedagoga alemana al comentar el caso.

Un artículo interesante para evitar generalizaciones: David A. Rahimi, "Islam and Women: Surveying the Academic Debate", Public Discourse, 20 de septiembre de 2013.

Versiones: All Along the Watchtower, por U2 y por Jimi Hendrix.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada