jueves, 4 de febrero de 2010

libertad e igualdad

Al recibir, el 1 de febrero, a los obispos de Inglaterra y Gales, que habían acudido a Roma en visita ad limina, Benedicto XVI tocó un tema que les preocupa porque atañe a un aspecto de la libertad religiosa. Una reforma de la ley de igualdad, actualmente en trámite en el Parlamento británico, proyecta extender las protecciones contra la discriminación a nuevas categorías de personas. En concreto, prohibiría, en la contratación y en la provisión de servicios, el trato distinto por razón de la edad, la condición de homosexual o transexual, el estado civil (incluido el de pareja registrada), el embarazo o la maternidad, las creencias religiosas, la minusvalía. Más información a través de este vínculo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada