viernes, 17 de diciembre de 2010

el aborto es la regla, la vida es la excepción

Case of A, B and C v. Ireland, (ECHR, Dec. 16, 2010). Desgraciadamente, sólo era cuestión de tiempo. La presunción jurídico-cultural en la Europa del Consejo y del Convenio de Roma puede terminar siendo que el aborto es lo normal, lo que las legislaciones deben tener. ¡Ay de quien no la tenga, para ese caso-límite que siempre existe!

Conocí hace muchos años a un viejo marine norteamericano, Profesor de Derecho, un referente para los alumnos de la Facultad en Notre Dame University. Se llamaba Charles Rice. Rice explicaba que en una materia tan sensible como el aborto, la única regla de excepción era "no exception". Suena muy bestia, pero como decían en una peli sobre el aborto: "esta no es una historia de buenos y malos; esta es una historia de vivos... Y muertos".

Leo por la noche estos días para conseguir atrapar el sueño (cosa que estoy consiguiendo) "Las Cruzadas", de Hilaire Belloc. ¿Qué será, cuando dentro de cincuenta años, tres mujeres irlandesas no solamente no puedan abortar en Irlanda, sino que sean ahorcadas por ello, en virtud de la Sharia, sin posibilidad de una mano amiga, de unos ojos, de una sonrisa, que les diga desde el corazón: "te perdono"? La Sharia llegará por simple presión demográfica. Embarazo a embarazo. Parto tras parto.

Versiones: propongo en esta ocasión un viaje de ida y vuelta. Punto de partida, "Many Rivers to Cross", original de Jimmy Cliff; pasamos por la galaxia electrónica de UB40 y regresamos de la mano de Linda Ronstadt. Nice Weekend to All! Bonito Finde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada