lunes, 29 de noviembre de 2010

B16, el preservativo o me da igual lo que digas porque yo sí se lo que quieres decir

Copio de una agencia de colaboraciones (Aceprensa) una atinada valoración:

Por sus comentarios africanos, Benedicto XVI sufrió una crucifixión mediática; ahora, en cambio, ha sido felicitado por su “apertura” y “realismo”, como si hubiera concedido indulgencia plenaria por el uso del preservativo. Sin embargo, en ambos casos al Papa le guían los mismos principios: la humanización de la sexualidad, frente a su trivialización; y la necesidad de esforzarse por prevenir el sida con un cambio de conductas, no solo con el preservativo.

Bueno, para todo esto hay una teoría que acabo de inventarme, después de tomarme el café de máquina en la Facultad (por cierto, ¡cada vez da menos café la máquina!). Es una teoría tipo "Crea tu propia novela de Dan Brown", pero que creo que colaría en la prensa anti-B16. Ahí va: en el fondo, Ratzinger es partidario del uso del preservativo, como pone de manifiesto una lectura en diagonal y al revés (desde la última página hacia la primera) de su obra "Introducción al Cristianismo". Desde su cárcel vaticana, preso de la maldad de Lombardi y de un grupo de presión de Cardenales integristas con conexiones con el mundo lefevriano, Ratzinger intenta enviar señales crípticas de su verdadera posición moral en torno a esta y tantas otras cuestiones. En la entrevista con Sewald, recientemente convertido al Humanismo Secular de forma secreta (si Sewald lo niega, no hagan caso, que lo se de buena tinta), Ratzinger se encuentra más libre de las ataduras lombardianas y envía una nueva pista que nos lleva al núcleo de su teología moral liberal. "En los próximos meses es importante estar atentos a las nuevas pistas ocultas que vamos a ir recibiendo", ha afirmado Tórculo Rufus, vaticanista y destacado miembro de la masonería europea. "En las próximas audiencias de los miércoles del Papa --continúa Rufus-- cuando el Papa diga que está contra el aborto, debemos interpretar justo lo contrario: es la manera de, por contradicción, hacernos llegar a su verdadero y oculto mensaje". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada